stoptesco

>Stoptesco

Los peligros de la lechuga

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La clave de una buena alimentación, es conocer bien lo que nos encontramos comiendo en cada momento. Esto es debido a que, en algunos casos, a pesar de que estemos convencidos de que algo es bueno para nuestra salud, puede que estemos equivocados. El mejor ejemplo es el de la lechuga. Seguro que has leído en internet (y en este mismo blog) muchas veces acerca de los beneficios de la lechuga pero, aunque no lo creas, también tiene contraindicaciones. Vamos a ver algunas de ellas.

Los peligros de la lechuga

El tronco de la lechuga, lo más peligroso

El mayor secreto de la lechuga es su tronco. El tronco de la lechuga está formado de latex. Esto quiere decir, que los microorganismos que puedan habitar en el mismo y que sean perjudiciales para nosotros, quedarían atrapados dentro del mismo, como si de un preservativo se tratase, siendo potencialmente peligroso para la salud humana ya que ni a base de lavados se quita. Por otro lado, la lechuga aumenta la retención de líquidos y además disminuye el metabolismo del cuerpo.

Si comes mucha lechuga, es bastante probable que empieces a sufrir gases que puedan llegar a provocar malestar e hinchazón en el estómago, por lo que esto no resulta muy agradable.

Otro de los peligros de la lechuga es que puede llegar a engañar al consumidor. Al no tener nada de grasas y por lo tanto no engordar nada, se termina por combinar con otra serie de alimentos que si que pueden llegar a ser perjudiciales. Lejos quedan todas aquellas ensaladas que además de lechuga, cuentan con un montón de salsas nada saludables.

También es bastante frecuente ver una hoja de lechuga en una hamburguesa y en todas aquellas comidas que tratan de calmar un poco la conciencia de quien abusa de ellas, pensando que la lechuga es sana y nutritiva, aunque en realidad aporte poco más que un vaso de agua al organismo.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Nutrición
0 Comentarios Enviar un comentario

    Utilizamos s propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de s de esta web están configurados para "permitir s" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de s o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar